Ketamina, un tranquilizante para caballos, la nueva arma de la policía en EE.UU.

La muerte de un joven negro, tras recibir una inyección de esta droga durante un arresto, quito el velo sobre una práctica cada vez más común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *